Colchoneta de Ikea: 7 usos Montessori Friendly


Gracias por compartirShare on Facebook192Pin on Pinterest3Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Éste es un post sencillito, pero (creo) que puede ser útil 😉

Ya sabemos que los bebés traen muchas alegrías, pero también mil y un trastos. Muy pocos son imprescindibles, la verdad. Pero a pesar de no ser imprescindibles, algunos nos ayudan mucho en el día a día. Si un mismo artículo puede ser de utilidad en diferentes etapas, mejor que mejor.

Eso exactamente es lo que hace la colchoneta plegable de Ikea.

colchoneta ikea

Voy a contarte cómo le hemos dado diferentes usos, conforme H ha ido creciendo.

1º uso: colchoneta para la zona de movimiento

En casa somos partidarios del movimiento libre, ésto, muy resumidamente, es que no colocamos al bebé en posiciones a las que no llega por sí mismo. Confiamos en que se desarrolla a su ritmo y disfrutamos cada etapa sin “estimular” el paso a la siguiente. Ya escribí un post sobre el desarrollo motor aquí. También puedes leer a Romina, de Tetá-aporter, para mí, un blog imprescindible si quieres profundizar en esta manera de entender la infancia. Recuerdo que cuando la descubrí, no podía parar de leer un post tras otro.

Si quieres que tu bebé tenga libertad de movimientos, en una hamaca no va a conseguirlo. Para que pueda ir experimentando diferentes apoyos y empezar a voltearse debemos proporcionarle una superficie firme, en la que no se hunda. Los colchones no suelen tener la firmeza suficiente y una alfombra en el suelo quizás nos parezca demasiado dura para un bebé de pocos meses. Nosotros encontramos la solución perfecta en la colchoneta de Ikea. Firme, de un tamaño adecuado para un bebé, fácil de limpiar y encima plegable.

H la ha usado muchísimo.

colchoneta montessori

Cuando empiezan a pasar más tiempo fuera que dentro, puedes cambiarla por una alfombra

Nosotros cuando la compramos, no esperábamos usarla para nada más. Era la colchoneta de la zona de movimiento de H en casa. Sin embargo, nos ha servido para muchas más cosas que ahora voy a contarte.

2º uso: colchoneta portátil para salidas

Cuando tienes un bebé acostumbrado a moverse libremente, si sales un rato, no hay problema. Seguro que en los brazos, porteado o en el carrito estará bien. Pero si pasas uno o varios días fuera, la cosa cambia.

Hay terrenos en los que puedes echar una manta al suelo y poner al bebé, pero hay otros en los que no. Si nuestra colchoneta no hubiese sido plegable, y de un material todo terreno de fácil limpieza, seguramente la hubiésemos dejado en casa. Así que ésto me parece un extra.

colchoneta ikea en exterior

3º uso: subir y bajar escalones

Cuando el bebé ya no necesita la colchoneta, podemos doblarla a distintas alturas. De esta manera se forman unos pequeños escalones que podrá explorar. No es necesario que le animes a pasar por ellos. Deja la colchoneta plegada en su ambiente, la usará cuando esté listo. Si tienes escalera en casa, podrá practicar en ellas bajo vuestra atenta supervisión, pero si no tenéis, como es nuestro caso, la colchoneta hace el apaño.

4º uso: escalón para subir al sofá

Éste es el uso que ha tenido nuestra colchoneta hasta hace bien poco en casa. H no podía subir sola al sofá, cuando quería hacerlo alzaba las manos y protestaba para que la subiésemos nosotros.

Si has leído algún que otro post mio, sabrás la importancia que le doy a la autonomía. En Montessori, preparar en ambiente para que el niño tenga posibilidades de desarrollar su autonomía es primordial. Así que se me ocurrió colocar la colchoneta plegada a los pies del sofá. No le hemos enseñado a subir y bajar, simplemente la hemos dejado ahí, para que ella descubriese cómo podía usarlo. En 3 días ya subía y bajaba del sofá sin ayuda. Al principio debemos estar muy pendientes y cuando vaya a hacerlo, colocarnos cerca, para prevenir posibles caídas, pero confiando en que son capaces. Ahora ya ni la necesita, ha dominado la técnica de subir y bajar en poco tiempo.

5º uso: túnel

Al estar dividida en secciones se puede formar con ella un túnel para pasar por debajo o esconderse. ¡Lo mejor de todo es que lo formó ella sola! Estaba pasando las secciones como si de páginas de un libro gigante se tratasen y de repente le quedaron así. ¡No dudó en meterse dentro!

colchoneta ikea

6º uso: mini-sofá de interior o exterior

Si la colocas de esta manera tienes un mini-sofá perfecto para un rincón de lectura o para la terraza o jardín. Éste es el uso que le estamos dando ahora en casa.

colchoneta ikea sofá

7º uso: colchoneta de seguridad

H aún es pequeña, pero tenemos pensado poner en la terraza algún columpio colgante, colocando la colchoneta bajo el mismo, nos aseguramos de que amortigüe las posibles caídas. También servirá como superficie para hacer volteretas o cualquier cosa que se le ocurra.

colchoneta y columpio ikea

Imágen de blog.ikea.pt

Hasta aquí los 7 usos que por ahora le hemos dado, o pensamos darle a la colchoneta. ¿Tenéis la colchoneta de Ikea? ¿Me cuentas que otros usos le habéis dado?

Por si tienes alguna duda, Ikea no ha patrocinado este post, pero me parece una colchoneta genial que da mucho juego. Oye, que si quieren patrocinarme, yo encantada ;p  Si quieres saber el modelo exacto de colchoneta, pincha en el enlace.

Si te ha gustado, puedes compartirlo.

Y si no quieres perderte nada, puedes suscribirte al blog y seguirnos en instagram y facebook

 

Gracias por compartirShare on Facebook192Pin on Pinterest3Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *